Blanqueamiento dental

Seguro que a muchas de vosotras se os ha pasado por la cabeza alguna vez la idea de blanquearos los dientes, a no ser que tengáis la suerte de tenerlos blancos y no lo necesitéis.

Aunque no los tengamos demasiado amarillentos u oscuros, la tentación del blanqueamiento dental acecha cada día en forma de anuncios de televisión, modelos en las revistas y todo tipo de celebridad que sonríe con sus blancos e impolutos dientes.

En mi caso, siempre he querido someterme al blanqueamiento dental, porque al ser tan clara de piel los dientes dan un aspecto más amarillo de lo que son en realidad. Consulté al dentista y me lo desaconsejó, porque el procedimiento que llevan a cabo en las clínicas dentales es mediante láser.
Con esta técnica el diente sufre, ya que el blanqueamiento se lleva a cabo desde el interior del diente, por lo que daña el esmalte y puede traer problemas posteriores al tratamiento como son: sensibilidad dental, sangrado de encías, etc. Todo esto por no hablar del presupuesto que es desorbitado.

Después de buscar y no encontrar nada que me convenciese, vi en una revista una clínica en el centro de Madrid en la que se realizaban blanqueamientos a partir de 69€, se trata de Sonrisa Blanca.

Investigué un poco en su web, y se trata de una clínica estética situada en el barrio de Chueca (también hay clínica en Ibiza), en la que realizan el procedimiento mediante gel y luz, sin dañar el diente ni la encía. Después vi que disponen de ofertas especiales para ocasiones especiales, como pueden ser: Cumpleaños, entrevista de trabajo, boda, etc, en la que el precio del tratamiento baja considerablemente.

Me decidí a probarlo y con la excusa de mi cumpleaños fui a la clínica. Tengo que hacer una mención especial al trato que recibí por parte del personal. Desde el momento en el que entras por la puerta el trato es excelente.

Antes del tratamiento te hacen una pequeña ficha, con tus datos personales y unas breves preguntas sobre tu salud dental y datos de interés para el tratamiento (por ejemplo, si estás embarazada). Después, te toman el tono inicial de tus dientes, el que tienes antes de blanquearlos para comparar los resultados tras el tratamiento.
El procedimiento es muy sencillo y dura solo 30 minutos, divididos en dos periodos de 15 para no hacerlo tan pesado.

Se trata de realizar un pequeño enjuague bucal y a continuación te ponen un molde de plástico blandito impregnado del gel para que lo muerdas durante los 15 min, mientras la luz potencia el efecto blanqueador. Después se repite el procedimiento.
El espacio es muy relajante, y si lo deseas, puedes escuchar música para que el tiempo de espera sea más ameno. Os dejo el vídeo de demostración para que lo podáis ver mejor.

 

Después de esto, te vuelven a medir tu color de esmalte y así poder comprobar cuántos tonos se han aclarado tus dientes. En mi caso fueron como 10 tonos en una sola sesión.

Como medida preventiva, durante las 24 horas siguientes al tratamiento se deben evitar colorantes como café, chocolate, tabaco y cualquier tipo de colorante que pueda estropear el resultado. Nada más que eso, fácil ¿no?

Los resultados del tratamiento duran 6 meses aproximadamente, y si lo deseas puedes adquirir el bono de 2 ó 3 sesiones que sale bastante rentable.

He de admitir que al principio me daba un poco de “cosa” ir, ya que ver ese precio por un blanqueamiento te hace dudar, pero salí muy contenta y satisfecha con el resultado. En la web podéis ver que ha salido mencionado en varias revistas y medios de comunicación, que tranquiliza ante dudas que os puedan surgir.

La dirección de la clínica de Madrid es:

 

C/ Gravina, 21

Metro Chueca (Salir del metro a la plaza y girar la primera a la derecha)

Anuncios